Archivo de Noticias

Zigelboym v. Williams

En un reciente caso notable, la Corte de Primera Instancia de la Ciudad de Brooklyn falló en favor de un cliente del bufete de abogados Lozner & Mastropietro al determinar que la Autoridad de Tránsito de la Ciudad de Nueva York (New York City Transit Authority o NYCTA, por sus siglas en inglés) no puede presentar excepciones basadas en la prescripción. Dicha decisión se fundamentó en el hecho de que no se indicó que los vehículos utilizados por ésta fueran de su propiedad, lo cual constituía una trampa para una víctima incauta.

Mediante esta decisión favorable para su cliente, los  abogados de Lozner & Mastropietro aportan a un cambio en la política hacia los ciudadanos de Nueva York, específicamente, que la NYCTA se vea obligada a indicar que los vehículos utilizados por ésta son de su propiedad.

El cliente representado por el bufete sufrió un grave accidente al ser atropellado por un vehículo que estaba registrado a nombre de Maggie's Paratransit Corp., cuando cruzaba la concurrida intersección de Brooklyn. Después de realizar una exhaustiva investigación, el bufete presentó una demanda contra Maggie's Paratransit Corp. con el fin de recibir una compensación por las lesiones de su cliente. No se reveló que la NYCTA era propietaria del vehículo sino hasta después de vencido el plazo de la prescripción.

Lozner & Mastropietro, que se especializa en recuperar compensaciones por daños, argumentó en favor de su cliente de que la NYCTA no podía beneficiarse de un plazo de prescripción reducido después de hacerle creer de manera engañosa al público que ésta no era la propietaria del vehículo. La corte estuvo de acuerdo con esta argumentación, y concedió al cliente del bufete el derecho de demandar a la NYCTA, además de Maggie's, por sus graves lesiones sufridas.

Gonzalez v. Schupak

En fecha reciente, Lozner & Mastropietro logró una victoria tras una apelación presentada en favor de un cliente lesionado en un accidente automovilístico en la ciudad de Brooklyn.

En una decisión poco común, la División de Apelaciones del Segundo Departamento declaró nulo el veredicto del jurado, dictaminando en su lugar un veredicto a favor del cliente de Lozner & Mastropietro.

En el año 2003, el cliente conducía su automóvil a lo largo de la Quinta Avenida en Brooklyn cuando chocó el automóvil del demandado en la intersección de la Quinta Avenida y la Calle Segunda. El bufete de Lozner & Mastropietro probó en forma contundente al jurado  durante el juicio que su cliente no fue responsable del accidente ya que el demandado no se detuvo en la señal del alto. Sin embargo, el jurado decidió en favor del demandado.

Este fallo no desalentó al decidido equipo legal de Lozner & Mastropietro. Argumentando que el veredicto del jurado no estuvo fundamentado ni en la ley ni en las pruebas presentadas al tribunal, Lozner & Mastropietro presentó una apelación en nombre de su cliente. En ésta, el bufete argumentó que no existían pruebas de que el demandante fuera responsable por el accidente, y la Corte de Apelación estuvo de acuerdo con que el veredicto del jurado contra el cliente del bufete fue erróneo. Pero en lugar de rechazar el veredicto del jurado, la Corte de Apelación tomó una medida poco común y decidió en favor del cliente, otorgándole un gran triunfo al reconocido bufete de abogados especializado en lesiones personales.

New York Central Mutual Fire Insurance Co. v. Dukes

Después del intento por parte de una compañía de seguros de no cumplir con su obligación de cubrir los daños resultando de un accidente de uno de sus asegurados, el bufete Lozner & Mastropietro especializado en lesiones corporales presentó una demanda contra ésta y resultó victoriosa.

El cliente de Lozner & Mastropietro era un peatón que fue atropellado por un automóvil. Después de presentar un reclamo contra la compañía aseguradora del automóvil, ésta se negó a darle cobertura y alegó que el vehículo en cuestión era robado o lo habían usado sin permiso del dueño al momento del accidente.

Tras haber realizado el proceso de investigación de hechos antes del juicio (discovery), los abogados persistentes de Lozner & Mastropietro presentaron evidencia a la corte de que la compañía aseguradora nunca llegó a probar que el vehículo era robado. La Corte de Primera Instancia de Brooklyn estuvo de acuerdo con esta afirmación, y declaró que la aseguradora estaba obligada a defender e indemnizar a su cliente asegurado por dicho accidente.

Insatisfecho con el resultado, la aseguradora, New York Central Mutual Fire Insurance Company, interpuso una apelación de la decisión de la Corte de Primera Instancia.

Sin embargo, la División de Apelaciones del Segundo Departamento estuvo de acuerdo con los argumentos y las pruebas presentadas por Lozner & Mastropietro y decidió que no existía suficiente evidencia para determinar que el vehículo involucrado había sido robado. Por ello, la Corte de Apelación falló que la aseguradora estaba obligada a cubrir las pérdidas, y tanto Lozner & Mastropietro como su cliente lograron una valiosa victoria.

Relátenos Su Caso

Nuestro equipo de profesionales habla Inglés, Español, Ruso e Italiano.