Estudio de Casos

Conductor de taxi y limusina en la ciudad de Nueva York

Un conductor de taxi y limusina en la ciudad de Nueva York perdió a su esposa e hijo cuando el avión en que viajaba se estrelló luego de despegar. Con otros cuatro hijos bajo su cuidado, el esposo y dedicado padre de familia quedó destruido con la noticia, por lo cual decidió consultar al bufete de Lozner & Mastropietro en busca de orientación jurídica que le ayudara a superar los efectos devastadores del accidente, tanto a nivel personal como económico.

Los abogados y el personal de Lozner & Mastropietro inmediatamente comenzaron a investigar la causa del accidente aéreo. Como resultado de la investigación, un defecto de fábrica y un error del piloto fueron descubiertos, pero el caso aún no se había ganado. Según las leyes del estado de Nueva York, la compensación por la muerte injusta de un ser querido se limita únicamente a las pérdidas económicas. Debido a que durante muchos años la difunta esposa fue ama de casa y el hijo trabajaba solamente medio tiempo mientras iba a la universidad, la aerolínea demandada y el fabricante argumentaron que el caso no tenía mérito. Enfocados en su objetivo, nuestros experimentados y talentosos abogados convencieron a los demandados de que el caso tenía mucho más valor de lo que originalmente se había pensado. Finalmente se llegó a un arreglo extrajudicial en el caso por una suma significante aún no divulgada.Además de obtener esta cifra substancial para la familia, los abogados y el personal de Lozner & Mastropietro asistieron en la devolución de los objetos personales que pertenecían a los difuntos. Al concluir el caso, conseguimos que un profesional especializado en la planificación financiera ayudara a los miembros de la familia con estrategias de inversión y consejos económicos que ayudaran a realizar los deseos de los difuntos para alcanzar un continuo apoyo financiero y lograr sus metas educacionales.


Turista joven de Rusa

Una turista rusa de 32 años de edad visitaba a una amiga de la infancia en la ciudad de Nueva York. Antes de retornar a su país, un conductor ebrio la atropelló, causándole la muerte. La amiga de la joven conocía la excepcional reputación de los abogados de Lozner & Mastropietro, quienes ofrecen asesoría legal en su lengua materna. Por lo tanto, contactó al bufete en busca de orientación legal.

Al tomar el caso, los abogados y empleados de Lozner & Mastropietro sabían de antemano de la complejidad del mismo. No solamente debían litigar para recuperar los daños y prejuicios causados por una muerte repentina, sino que también tenían que notificar a los padres acerca de la muerte de su hija, asistir a que se retornaran los restos de la fallecida a su país de origen, y preparar y administrar su patrimonio sucesorio. Debido a que toda la familia residía en Rusia, era tarea de los abogados de Lozner & Mastropietro actuar como representantes de su cliente en los Estados Unidos.

Luego de reanimar a la amiga de la joven, los abogados y empleados tenían que contactar a los padres de su cliente en Rusia. La tarea, ya de por sí difícil, era aún más complicada debido a que los padres, quienes no sabían de la terrible tragedia que había ocurrido en los Estados Unidos, venían de una remota región del país a encontrar a su hija al aeropuerto. No había forma de contactarlos hasta que éstos llegaran al aeropuerto. Lozner & Mastropietro concertó una conferencia telefónica al aeropuerto con los padres, y se aseguró de que un consejero estuviera presente para confortarlos en el terrible momento en que los abogados les informaran de la noticia que su hija había muerto en un accidente.

Lozner & Mastropietro llegó a un arreglo extrajudicial en el caso por el monto máximo permitido bajo la póliza del seguro. Los abogados ganaron, a pesar que la compañía aseguradora intentó negar la cobertura debido a que su asegurado, es decir, el conductor ebrio y culpable, se fue del país inmediatamente después del accidente y no notificó ni cooperó con la investigación de la compañía aseguradora.


Un inmigrante ilegal

Un inmigrante ilegal jamaiquino de 40 años de edad realizaba varios tipos trabajos en Nueva York para mantener a su esposa e hijos pequeños, quienes vivían en Jamaica. Pero un día sucedió lo inconcebible cuando un automóvil lo alcanzó, atrapándolo entre un edificio y el vehículo, aplastando su pierna. Inmediatamente perdió su capacidad de trabajar y de mantener a su familia. El cliente tuvo que pasar por un gran número de cirugías reconstructivas en el Kings County Hospital. Luego de su estadía en el hospital, aún no se encontraba en condiciones de caminar o regresar al trabajo. Por lo tanto, Lozner & Mastropietro hizo los preparativos para que fuera transferido al Susan B. McKinney Smith Rehabilitation Center, donde pasó un tiempo recibiendo terapia física por su lesión debilitante.

Los abogados y empleados de Lozner & Mastropietro en muchas ocasiones pasaron noches enteras preparando el caso contra el conductor que atropelló al trabajador y contra la compañía aseguradora. Con la destreza legal y preparación del caso, el equipo jurídico logró una compensación por el monto máximo permitido bajo la póliza del seguro. Además, Lozner & Mastropietro ingeniosamente negoció una reducción substancial en las excesivas cuentas médicas del cliente asociadas con el cuidado médico y de rehabilitación recibida. Finalmente, Lozner & Mastropietro asistió al cliente con su status migratorio cuando el bufete concertó que un abogado de inmigración solicitara una visa para el cliente. Con la ayuda de Lozner & Mastropietro, la familia del hombre lesionado obtuvo un futuro financiero más prometedor que la situación original como indocumentado.


Conductora de 56 aos

Una conductora de 56 años de edad que manejaba un pequeño auto de dos puertas resultó seriamente lesionada cuando un "SUV" (vehículo todo terreno) conducido a alta velocidad se cruzó sobre la línea doble amarilla, se pasó al otro carril y chocó de lado a otro vehículo, de frente en la vía contraria. Nuestro cliente sufrió fracturas múltiples, laceraciones, y contusiones que requirieron cirugías y una larga estadía en el hospital, así como años de rehabilitación física.

Era obvio que la póliza del chofer del SUV, cuya actuación negligente causó el accidente, tenía que responder por el valor máximo de $100,000. El equipo jurídico de Lozner & Mastropietro contrató a un perito en reconstrucción de accidentes, quien pudo establecer que el vehículo que chocó de lado también cruzó la línea doble amarilla. Por lo tanto, existía una responsabilidad compartida por el accidente. Luego de revisar las conclusiones de nuestro perito, el segundo vehículo ofreció su póliza de $1 millón para que ésta fuera dividida entre las tres partes afectadas por el accidente.

La compañía de seguro médico del cliente notificó a nuestra oficina que exigía el pago de $152,000 para levantar un gravamen por beneficios médicos pagados a nuestro cliente (medical lien). A través de las negociaciones extensivas realizadas por parte de nuestros abogados, se pudo reducir dicho gravamen por un 90%.


Pasajera de 70 aos

Una pasajera de 70 años de edad se fracturó el hombro, también se lesionó el cuello y la espalda luego de un accidente lateral entre dos vehículos. Ambos conductores abandonaron el lugar del accidente sin notificar a la policía. Por lo tanto, nunca se preparó un reporte policial. Después, los conductores de ambos autos negaron que estuvieran involucrados en el accidente. Luego de una larga y detallada preparación para el juicio, se alcanzó un arreglo favorable con los dos demandados en la víspera del mismo.

La cliente, quien recibía asistencia pública (Beneficios de SSI) fue notificada por la "Division of Liens & Recovery" de la Ciudad de Nueva York de que >enfrentaba la posibilidad de perder su tan necesitada cobertura de Medicaid después de la recuperación por lesiones corporales. Nuestra oficina representó con vigor a la cliente en varias audiencias sostenidas al respecto, pudiendo así liquidar completamente el gravamen que existía sobre la asistencia pública. Al final, nuestra cliente pudo retener cada centavo que obtuvo del dinero concedido a ésta por sus lesiones corporales y sus beneficios sin que éstos fueran reducidos

* Los resultados anteriores no garantizan o predicen resultados similares en futuras situaciones.

Relátenos Su Caso

Nuestro equipo de profesionales habla Inglés, Español, Ruso e Italiano.